Esta es una pregunta que suele hacerse con bastante frecuencia, si adquiriendo una unidad SSD solo para jugar es algo que se justifica en términos de obtener un mejor rendimiento en los juegos. A continuación te aclarare esta incógnita!



Las unidades SSD han estado sacando del mercado a los antiguos discos duros mecánicos desde los computadores, especialmente cuando se trata de reemplazar el disco de arranque. Esto porque la diferencia en términos de velocidad de carga, de lectura y de escritura  entre uno y otro es abismal.

Pero hoy, no discutiremos cómo les va a ambos, sino que nos centraremos en una pregunta diferente: ¿Se justifica adquirir una unidad SSD solo para jugar?

Las cosas importantes que debes considerar

Antes de decidir si un SSD vale la inversión, hay dos factores clave a considerar, que se describen a continuación.

El desempeño de la unidad SSD

La primera y más obvia razón por la que considerarías una unidad SSD es su rendimiento superior. Claro, incluso las unidades SATA SSD más baratas pueden superar varias veces a los discos duros orientados al rendimiento, pero ¿qué hace realmente ese rendimiento adicional por los juegos?

En la mayoría de los casos, pasarás mucho menos tiempo mirando la pantalla mientras se carga el juego. Por supuesto, también significará tiempos de arranque de Windows más rápidos y velocidades de transferencia de archivos más rápidos, pero los beneficios reales en los juegos se limitan en su gran mayoría solamente a reducir los tiempos de carga del juego.

Capacidad de almacenamiento y precios

Una gran razón por la que los discos duros sobreviven hoy en día es su alta capacidad de almacenamiento, y se relaciona directamente con los precios. Es decir, los discos duros tienen un precio mucho más bajo por gigabyte que los SSD.

Por ejemplo, puedes adquirir un disco duro mecánico decente de 1 TB por una fracción del precio de una unidad SSD de 1 TB, mientras que los modelos SSD más rápidos y de mayor calidad pueden llegar a superar los US$ 400 dólares.

Palabras finales y Conclusión: ¿Se justifica adquirir una unidad SSD solo para jugar?

De esta manera podemos resumir la pregunta a si; ¿estás dispuesto a sacrificar la capacidad de almacenamiento para conseguir tiempos de carga más rápidos?

Una vez cargado el juego, ya sea en una unidad SSD o bien en un disco duro mecánico, no notarás ninguna diferencia real en términos de rendimiento del juego entre uno y otro!

Sea cual sea tu respuesta, no te aconsejo que utilices únicamente una unidad SSD si posees un computador de escritorio. Muchas personas utilizan una unidad SSD como unidad de sistema, por su gran rapidez en términos generales, mientras que también utilizan una unidad de disco duro mecánico con fines de almacenamiento y también para realizar copias de seguridad.

Es cierto que las unidades SSD están a precios muy asequibles cuando hablamos de tamaños reducidos, pero la combinación de una unidad SSD y un disco duro mecánico suele ser la forma más eficaz de equilibrar el rendimiento, la capacidad y los costos.

Por otro lado, si tienes un portátil para juegos en lugar de un computador de escritorio y una unidad SSD espaciosa es demasiado cara, considera también los SSHD. Se trata de unidades híbridas que combinan una pequeña porción de memoria NAND con un disco duro normal, ofreciendo así un aumento de rendimiento decente en comparación con los discos duros normales. Desafortunadamente, todavía están lejos de las velocidades de una unidad SSD.

Por supuesto, siempre existe la opción de utilizar una unidad SSD como unidad principal del sistema mientras se utiliza un disco duro externo para el almacenamiento. Esta es una solución viable tanto para portátiles como para los computadores de escritorio, ya que los discos duros externos no sólo ofrecen un almacenamiento económico, sino también un almacenamiento portátil.

Sólo ten en cuenta que no ofrecen el mejor rendimiento, lo que prácticamente sólo los hace viables como unidades de almacenamiento o de respaldo.