Si consideramos que recién se esta lentamente masificando la tecnología 4K, gracias a una sustancial baja en los precios de los televisores, la industria ya nos comienza a meter en la cabeza la televisión 8K.



En este artículo analizaremos los puntos más importantes sobre este tema, con preguntas como; ¿Vale la pena adquirir esta tecnología hoy? ¿Debería importarte que ya este disponible? Aquí encontrarás todo lo que necesitas saber sobre la televisión 8K.

¿Qué es la televisión 8k y como se compara con la televisión 4K y HD?

television 8k

Se podría pensar que un televisor de 8K tiene el doble de resolución que un televisor de 4K, pero debido al complicado método para medir la resolución, esto no es tan simple. El término 8K se refiere a la resolución horizontal del televisor, es decir, cuántos píxeles pasan por la pantalla de izquierda a derecha.

Los televisores 8K tienen el doble de píxeles horizontales, pero tienen cuatro veces más píxeles que los de 4K y 16 veces más que los de 1080p cuando se mira toda la superficie.

A continuación te explicamos cómo se miden:

Un televisor de 720p (o HD) se mide en 1280 píxeles de ancho por 720 píxeles de alto.

Un televisor de 1080p (también conocido como Full HD o FHD) se mide en 1920×1080 píxeles.

Un televisor 4K (también conocido como Ultra HD o UHD) se mide en 3840×2160 píxeles.

Un televisor de 8K se mide en 7680×4320 píxeles.

Una cosa que es fácil de detectar con estas resoluciones es que después de 720p con cada nuevo estándar, tanto los píxeles horizontales como verticales se duplican. Es esta duplicación en ambas direcciones lo que conduce a un salto tan grande en el número total de píxeles.

¿Deberías comprar un televisor de 8K hoy en día?

Nuestra recomendación: Por ningún motivo!

Los televisores 4K finalmente están empezando a masificarse y han bajado a precios muy asequibles. Es posible que el HDR aún esté en una guerra de normas, pero cada vez más televisores ofrecen ambas opciones.

Y el HDR sigue siendo un factor separado de la resolución, por lo que seguirá correspondiendo al fabricante ponerlo en práctica. Si vas a comprar un televisor nuevo, debería ser un televisor HDR de 4K; no necesitas esperar por la televisión 8K por varias razones.

Vamos a descomponerlas.

Actualmente no hay contenido para la televisión 8K a menos que estés en Japón

Al igual que con los televisores 4K cuando fueron lanzados por primera vez (y hasta cierto punto hasta el día de hoy), hay muy poco trabajo en la creación de contenido 8K. Mientras que algunas películas han sido filmadas en 8K, Netflix y Amazon todavía están enfocadas en su continuo esfuerzo por lanzar contenido en 4K. Y actualmente, no se ha acordado ningún estándar para la entrega de contenido 8K a los televisores.

television 8k 1

Japón ha introducido un canal de difusión dedicado al contenido 8K, lo que nos da una visión muy temprana de los complicados requisitos. Para disfrutar de cualquiera de los medios de comunicación 8K, necesitarás un televisor 8K, un satélite dedicado para recibir la transmisión y, en algunos casos, un sustituto para los amplificadores y las cajas de distribución.

Todo esto es una gran inversión para la persona promedio. Japón es pionero en esta tecnología con estaciones especiales para transmitir los Juegos Olímpicos de 2020 en 8K.

La escalabilidad ayuda, pero no es suficiente

Cabe señalar que los mejores televisores de 8K podrán escalar el contenido de menor resolución, lo que supondrá una gran diferencia. Muchos televisores 4K ya lo hacen, haciendo que el contenido de 1080p se vea mejor de lo que realmente es. El aumento de escala compensa la falta de contenido de 4K, por lo que no tienes que ver películas de 1080p con un gran borde negro que las rodea.

La mejor manera de describirlo es pensar en términos de pantallas de teléfonos inteligentes. Cuando empezaron a salir los teléfonos de pantalla grande con alta resolución, fue casi chocante lo bien que se veía la pantalla.

Las aplicaciones que eran mediocres en un teléfono más pequeño de repente se veían preciosas. Incluso los sitios web se sintieron como si se les hubiera dado un cambio de imagen cuando el sitio web en sí no había cambiado. Si estás acostumbrado a un iPhone 6 y sostienes un iPhone XS hoy, te sorprenderá la diferencia.

Y eso es lo que ofrecerán los televisores 8K si vienen con un algoritmo de escalado decente. Samsung, en particular, ha estado trabajando en la ampliación de 8K y las primeras pruebas son extremadamente prometedoras. Pero esta es una característica que ya se encuentra en los televisores de gama alta de 4K, por lo que no es la única razón para comprar un televisor de 8K.

El streaming en 8K será problemático

El streaming en 4K ya es difícil. Típicamente requieres una conexión de por lo menos 20 Mbps para streaming de 4K, y en muchos países esto todavía no es una opción, o es prohibitivamente caro. Dado que la televisión 8K posee cuatro veces más píxeles, el requisito será aún mayor.

Las primeras pruebas han demostrado que una sola transmisión de 8K requerirá un mínimo de una conexión de 50 Mbps, una velocidad que no es una opción para muchas personas a nivel mundial, ni siquiera en los países más desarrollados. Si se empiezan a considerar múltiples secuencias simultáneas, incluso una conexión Gigabit tendría sus límites bastante acotados.

Incluso si tienes la suerte de tener una conexión Gigabit, es posible que tengas que preocuparte por un límite de datos. Una hora de streaming de 8K va a consumir 75.2 GB de datos (aproximadamente, dependiendo de la compresión y otros factores).

Considerando que Netflix, Amazon y los otros proveedores de streaming todavía tienen un largo camino por recorrer sólo para ofrecer contenido 4K, el concepto de ofrecer Streams de 8K parece todavía aun más lejano.

Pero cuando lleguen, introducirán sus propios obstáculos, desde la tecnología necesaria para el streaming hasta los límites que nos imponga nuestro ISP. La solución actual de Japón ni siquiera funciona sobre una configuración terrestre, sino que requiere una complicada infraestructura de satélites.

Los televisores para disfrutar de la televisión 8K serán carísimos

En una historia tan antigua como el tiempo, la nueva tecnología televisiva siempre empieza muy cara y baja de precio con el tiempo. Cuando los televisores 4K salieron al mercado por primera vez, por lo general estaban en el rango de los 20.000 dólares. La buena noticia es que los televisores 8K están debutando a un costo menor esta vez.

La mala noticia es que aún están en el rango de los 15.000 dólares. Si tienes US$ 15.000 para gastar en un televisor, aún podría ser más adecuado para comprar un televisor de 4K mucho más barato (o dos) y un buen sistema de sonido para integrarlo.

El gasto gigantesco es una necesidad. Toda nueva tecnología es difícil de producir a escala al principio, y con el tiempo la fabricación mejorará y los costos se reducirán.

En un futuro próximo, los televisores se parecerán a los smartphones en que la mejor tecnología de pantalla es lo que vas a querer en tu pared y en tu bolsillo.

Pero todavía estamos en el punto en el que la segunda mejor tecnología te servirá perfectamente, especialmente si tienes un presupuesto normal.

Entonces, ¿hay algún beneficio en la televisión 8K?

Irónicamente, las personas que más se benefician de la televisión 8K probablemente no sean la primera suposición más obvia. Eso sería gente que vive en apartamentos o casas antiguas con una sala de estar más estrecha.

television 8k 2

El beneficio de resoluciones más altas es que te permite sentarte más cerca de la pantalla, especialmente a medida que aumenta el tamaño de la pantalla.

Una pantalla muy grande de 1080p (digamos de 70 pulgadas) se verá terrible si estás sentado cerca de ella. Necesitarás estar sentado muy lejos para no notar los píxeles. Un televisor de 4K mejora esto, pero si tienes un televisor de 70 pulgadas, deberás seguir sentado a unos 3 metros de distancia para poder disfrutar de la calidad de la imagen.

Si vives en una casa antigua con una sala de estar tradicional o un apartamento más pequeño, esto puede ser un problema, pero un televisor de 70 pulgadas y 8K te permitirá sentarte mucho más cerca del televisor y seguir viendo los increíbles detalles que ofrece esta resolución en términos de imagen.

Esa proximidad se prestará a una experiencia más envolvente, similar a la del cine. Y si tiene una sala de estar pequeña o estrecha, no tendrás que preocuparte de alejar el sofá lo suficiente del televisor para sacarle el máximo provecho.

Pero lo más probable es que incluso en ese caso, debería comprar un televisor HDR 4K más pequeño en su lugar. Costará mucho menos y verá los beneficios mucho antes. Si puede gastar más, busque un televisor que sea compatible con los dos estándares HDR y que tenga un procesamiento de ampliación muy bueno.

Considera OLED para los mejores colores oscuros. Si estás en el mercado de un nuevo televisor hoy en día, no hay suficientes razones de peso para esperar a los televisores de 8K.

Los televisores 8K también van a ofrecer lo mejor en tecnología de pantalla. Sony está mostrando actualmente un televisor 8K que puede alcanzar la friolera de 10.000 Nits. Los Nits son una medida del brillo y, para una rápida comparación, los televisores más brillantes disponibles en el mercado en este momento alcanzan los 4.000 Nits.

Al mismo tiempo, este televisor es OLED por lo que mientras puede lograr el más brillante de los brillos, también puede alcanzar la más oscura de las sombras. Esta amplia gama se desparramará en colores y proporcionará una experiencia mucho más vívida y realista.

Samsung ofrece beneficios similares en sus televisores 8K, a la vez que implementa las nuevas técnicas de ampliación mencionadas anteriormente. Incluirá características adicionales como un modo Ambiente que ajusta la pantalla a la iluminación de la sala o permite que se integre en la pared cuando no está en uso. Esto es similar a una función que se encuentra en el centro de Google Home Hub, pero a escala de 85 pulgadas.

Cada televisor 8K es un paso adelante en características, capacidad e incluso componentes de cualquier televisor 4K en el mercado hoy en día. En un sentido casi literal, ningún otro televisor podrá competir con estos televisores de próxima generación.

A pesar de su gran costo, los televisores 8K ofrecen lo mejor en términos de imagen, incluso cuando no estás viendo un video de 8K. Pero para el consumidor promedio, los beneficios probablemente no se verán en el hogar, por lo menos durante un buen par de año más.