La tecnología 5G está llegando y claramente representa el futuro de las comunicaciones móviles! Acelerará tu teléfono, conectará tu casa! ¿Pero será  sensato comprar un smartphone 5G en este 2019, considerando que es una tecnología que aun está en su etapa inicial al igual que los dispositivos que la integran?



Los fabricantes de teléfonos y las compañías de telefonía móvil nos tienen convencidos de que la tecnología 5G va a suceder este año. Pero al igual que sus predecesores, la tecnología móvil 5G se va a ver enfrentada con algunos problemas de crecimiento, y los primeros en adoptarla serán esencialmente un gran grupo de probadores de productos que están pagando a las empresas por el privilegio de resolver estos problemas.

Si estás esperando un teléfono que sea elegante, que tenga una batería de larga duración, que funcione dondequiera que vayas y que (quizás lo más importante) sea asequible, es posible que quieras postergar la una compra de un smartphone 5G durante al menos un año.

Todo esto es sólo un poco más de historia que se repite durante el cambio de una tecnología a otra. La primera generación de teléfonos 3G tuvo algunos de los mismos problemas, al igual que los teléfonos LTE (o “4G” si estás en los EE.UU. y tuviste que desenredar ese hilo) unos años después.

¿Por qué deberías pensártelo dos veces antes de comprar un teléfono 5G de primera generación?

Vamos a desglosarlo para entenderlo de manera simple:

Un smartphone 5G será más voluminoso

Nos hemos vuelto adictos a los teléfonos que son más delgados y elegantes a medida que los fabricantes han integrado pantallas más grandes en sus dispositivos, lo que permite que las baterías y otros componentes se agranden sin añadir volumen. Pero una conexión inalámbrica rápida de 5G requerirá algunos componentes  más grandes dentro de tu teléfono.

smartphone 5g
Un prototipo de smartphone 5G de Qualcomm en funcionamiento. Observa la estructura gruesa para acomodar una batería más grande. Crédito de la imagen: AnandTech

Eso es mucho espacio extra que un teléfono 5G necesitará conceder dentro de su carcasa de vidrio y metal. Siendo así, es probable que un smartphone 5G se limite a los modelos de tipo “Phablet” más grandes (piensa en el tamaño “Plus” del iPhone y más grandes) sólo para que tengan espacio para contener todos esos componentes. Si prefieres algo más pequeño o más delgado, no tendrás suerte, por lo menos no durante este año!

Un smartphone 5G será más caro

Y hablando de esos teléfonos más grandes, no es una coincidencia que tiendan a ser las entradas más caras de las ofertas de los fabricantes. Todo ese hardware extra hará subir el precio de los teléfonos que los rodean, por lo que la primera generación de smartphone 5G se limitará casi con toda seguridad a los segmentos de gama alta.

Estamos hablando de teléfonos como el Galaxy S y Galaxy Note de Samsung, el Pixel de Google, o lo que sea que LG llame su buque insignia este año, y cosas similares, nada que puedas encontrar por menos del precio de un pago de automóvil.

smartphone 5g
El Samsung Galaxy Note 9 comienza en los US$ 1.000. Una variante 5G sería aún más cara.

Ya sabes, todos esos teléfonos que están presionando, y a veces superando, la marca de los US$ 1.000 dólares. Estos teléfonos también van a seguir añadiendo funciones adicionales, tanto útiles como ingeniosas, con el fin de tratar de atraer a más compradores. La actual carrera armamentista para múltiples cámaras es un buen ejemplo, y las pantallas plegables y los exóticos recortes parecen ser las grandes características del próximo año.

Todos estos factores se combinarán para enviar los precios de los teléfonos a la estratosfera. Al igual que en el caso de 3G y LTE, el hardware 5G tardará un año, como mínimo, en introducirse en la gama media de líneas de productos de los fabricantes.

La vida útil de la batería un smartphone 5G será será mucho menor

Qualcomm afirma que los primeros modelos de un smartphone 5G simplemente drenaran las baterías. Verizon cree que eventualmente durarán un mes con un cargo. Tal vez eso sea cierto, pero no será en el 2019.

Con la tecnología actual de los teléfonos bastante madura y todavía luchando para obtener el valor de un día de vida con las baterías de litio convencionales, el hardware 5G de primera generación no desempeñara un papel mucho mejor.

Y no importa lo que te digan los directores ejecutivos, probablemente va a ser peor. La primera generación de teléfonos LTE tenía una duración de batería absolutamente horrible.

Esos estándares más antiguos requerían múltiples radios -al igual que los de la 5G- y el traspaso supuso una carga adicional para el hardware hasta que los fabricantes de teléfonos lograron que su hardware y software lo compensaran.

Es posible que Qualcomm y sus competidores obtengan una vida útil de la batería de 5G directamente de la puerta, pero excesivamente improbable.

El nuevo smartphone 5G no será compatible con Cross-Carrier

Levanta la mano si te gustan los teléfonos que sólo funcionan con una sola compañía móvil y que no pueden activarse si cambias de compañía. ¿Alguien?

Sí, después de la mayor parte de una década de consolidación en los teléfonos desbloqueados que pueden moverse libremente entre los operadores, 5G borrón y cuenta nueva. Diferentes operadores están utilizando diferentes bandas de alta frecuencia del espectro inalámbrico, lo que significa que los teléfonos de uno de ellos no funcionarán con otro.

Dichos teléfonos podrían funcionar en otra compañía, pero sus radios 5G no lo harán, lo que significa que todo ese tamaño extra, gasto y agotamiento de la batería será en vano.

Este será probablemente un problema mayor para gran parte del mercado norteamericano, ya que los operadores internacionales tienen más soporte inalámbrico estandarizado y funcionan mejor con teléfonos desbloqueados.

Pero a medida que esta nueva tecnología se haga masiva, es posible que surjan problemas similares, especialmente en mercados altamente competitivos como los de Europa occidental y la India.

Oh, y no ayuda que la 5G sea más lenta de desplegar, también. Debido a su estándar de alta frecuencia, 5G es más rápido, pero cada torre cubrirá un área más pequeña que aquellas torres de telefonía similares con estándares móviles más antiguos.

Esto significa que, incluso para las grandes redes como AT&T y Verizon, la 5G estará primero en las grandes ciudades y poco a poco se abrirá camino en todas partes. Si estás en un mercado más pequeño o en cualquier lugar rural, probablemente no verás el beneficio de ese hardware 5G.

Si tienes un iPhone tendrás que esperar

¿Recuerdas cuando se lanzó el iPhone hace una década? Fue notable por todas las cosas que hizo, pero también por lo que no hizo: el modelo original lanzado sin velocidad inalámbrica 3G, entre otras cosas. Lo mismo puede ocurrir con las actualizaciones anuales del iPhone en este 2019.

Apple tiende a ser muy conservador cuando se trata de nuevo hardware, permitiendo a sus competidores competir en nuevos mercados mientras el hardware y el software maduran. A veces esto es malo: el lento y costoso iPhone original de la compañía y su continua falta de soporte para pantallas táctiles en macOS son buenos ejemplos.

Pero en el caso de la tecnología 5G, probablemente sea lo más inteligente de hacer. Apple esperó a que el mercado 4G eligiera LTE sobre Wi-Max, por ejemplo, y no sufrió por la espera. Lo mismo ocurre con funciones como lectores de huellas dactilares, pantallas OLED y configuraciones multi cámara.

De hecho, pueden pasar varios años antes de que Apple se suba a este tren en particular. No estaría fuera de lugar que los iPhones esperaran dos o incluso tres ciclos de producto antes de añadir capacidades 5G.

Pero podemos decir con un alto grado de probabilidad que el próximo iPhone no tendrá una radio 5G, así que si no estás interesado en Android, puedes permitirte el esperar por velocidades inalámbricas más rápidas hasta que Apple lance al mercado un nuevo modelo de iPhone que las soporte.