En esta oportunidad hemos realizado una comparativa entre el iMac, el iMac Pro, el Mac Pro y el Mac mini para ver cuál es el mejor Mac de escritorio de Apple.



Si estas en la búsqueda de un Mac de escritorio, tienes cuatro opciones: el iMac, el iMac Pro, el Mac mini y el Mac Pro. Pero, ¿cuál es el más adecuado para ti? Los comparamos todos para averiguar cuál es la mejor compra para este 2019.

Los Mac de escritorio ofrecen muchas de las funciones de las que carece un computador portátil como por ejemplo el MacBook. Por lo general, son más potentes porque pueden utilizar componentes más grandes y con mayor consumo de energía, y normalmente obtendrás más por tu dinero porque tiendes a pagar una prima por la naturaleza compacta de los portátiles.

El Mac de escritorio que más adecuado para ti dependerá de cuáles sean tus prioridades en términos de precio y potencia. Aquí examinaremos qué Mac de escritorio te ofrece la mejor relación calidad-precio: esencialmente te recomendaremos el Mac de escritorio más potente que puedas obtener sin gastar más de lo que necesitas para realizar de manera adecuada tu trabajo.

Mejor Mac de escritorio: Mac mini

El Mac mini ha sido el Mac más barato durante algún tiempo, pero ya no es tan asequible como antes. Actualizado en el 2018 a una máquina más capaz y potente significa que su precio se ha vista incrementado. Sin embargo, el nuevo modelo es mucho mejor que la generación anterior de cuatro años y bien vale considerarlo.

Mac de escritorio

Dispone de USB-A, USB-C, Thunderbolt 3, HDMI y Ethernet junto con Bluetooth 5.0 de alta calidad para conectar tu ratón y teclado si lo deseas. Puede que la GPU no tenga suficiente potencia por el precio, pero no cabe duda de que la forma más barata de introducir macOS en tu casa es mucho mejor que antes de la actualización (además, siempre puedes conectar una eGPU en caso de que necesites una tarjeta gráfica más potente).

Pero no es necesariamente el Mac de escritorio para todo el mundo. Ese precio inicial aumenta rápidamente si estás añadiendo un teclado, un ratón y un monitor a la ecuación, momento en el que quizá quieras empezar a considerar la iMac por un precio más alto, pero uno que incluya todo lo que necesitas.

Si tienes un monitor de alta calidad, entonces configurar un Mac mini en el punto de venta es una buena manera de conseguir más Mac por tu dinero. Hay opciones granulares para más RAM y almacenamiento por las que tendrás que pagar más en un iMac o MacBook. Puedes conseguir un Mac mini con 64 GB de RAM y 2 TB de SSD si lo deseas, pero es una locura.

Ten en cuenta que no puedes configurarlo oficialmente después de la compra. Es posible añadir más RAM, pero puedes anular la garantía si lo intentas tú mismo (Apple preferiría que utilizaras un proveedor de servicios autorizado de Apple). En cuanto a la actualización de tu Mac con cualquier otro componente, no tienes suerte, pero esa es la situación habitual del Mac.

La flexibilidad del Mac mini es su punto fuerte, pero puede que no sea la solución de escritorio de Mac para ti.

Mejor Mac de escritorio: iMac

Con su diseño todo en uno, el iMac es el Mac de Apple. A lo largo de los años, el diseño ha cambiado de la CRT iMac original de Bondi Blue a la actual, súper delgada, de aluminio y de pantalla plana. Si quieres una hermosa computadora sentada en tu escritorio, ésta es la mejor. (No es de extrañar que el iMac sea una opción popular en las recepciones de oficina.)

imac para jugar

Aún mejor, no sólo el iMac es magnífico, la gama de iMacs es tan amplia y completa que hay un iMac para todo el mundo. No tienes que sacrificar potencia y rendimiento.

Sin embargo, no consideramos que el iMac de nivel básico sea una buena opción, especialmente si lo comparamos con el Mac mini. Con un precio inicial de US$ 1.099 en los Estados Unidos, el iMac cuesta solo US$ 260 más que el Mac mini básico, pero este iMac básico tiene un procesador de doble núcleo Intel Kaby Lake i5 de 2,3 GHz, 1 TB de almacenamiento, 8 GB de RAM y dos puertos Thunderbolt 3, mientras que el mini tiene un procesador de cuatro núcleos a 3,6 GHz, una unidad de estado sólido de 128 GB, una memoria RAM de 8 GB, cuatro puertos Thunderbolt, dos puertos USB A/3 y una unidad de disco duro. Apple también vende un Mac mini a un precio similar al del iMac básico. Ese Mac mini cuenta con un procesador de seis núcleos a 3,0 GHz y 256 GB de almacenamiento en unidad SSD.

El iMac de nivel básico no ofrece la pantalla Retina de alta resolución que ofrece el resto de la gama, pero al menos ofrece una pantalla, a diferencia del Mac mini. Eso es lo único a su favor.

Así que, pasando rápidamente de la iMac de US$ 1.099, ¿qué pasa con el resto de la gama? Por US$ 1.265 aprox. puedes conseguir un iMac con pantalla Retina 4K, un procesador quad-core de 3GHz y una tarjeta gráfica Radeon Pro, en lugar de una tarjeta integrada. Este modelo se compara mucho más favorablemente con el Mac mini, siendo el hecho de que Apple lo actualizó por última vez en el 2017, por lo que los procesadores se están poniendo un poco viejos ahora, mientras que el Mac mini se lanzó a finales de 2018.

El otro “problema” es que esta versión de la iMac tiene un disco duro mecánico en lugar de una unidad SSD, lo que puede resultar atractivo si quieres mucho espacio de almacenamiento, pero ralentiza las cosas considerablemente. Creemos que estás mejor con una unidad Fusion o simplemente configurando el iMac con una unidad SSD en el punto de venta.

Y la gama iMac no se detiene ahí. Puedes elegir un procesador aún más rápido y una pantalla más grande de 27 pulgadas y 5K. Los precios estándar suben hasta los US$ 2.300 aproximadamente, y hay muchas más opciones de configuraciones por encargo entre las que puedes elegir.

En cuanto a por qué deberías elegir un iMac como tu Mac de escritorio, hay muchas razones. Aquí hay algunas (ten en cuenta que estas ventajas no se aplican al modelo básico):

La magnífica pantalla Retina, que es capaz de mostrar mil millones de colores y tiene píxeles tan ajustados que el ojo no puede distinguirlos.

Gráficos de alto rendimiento de la serie Radeon Pro 500, lo que hace que el iMac sea perfecto para trabajos gráficos intensivos, así como para juegos. Esto contrasta con muchos Macs alternativos que ofrecen una tarjeta gráfica integrada.

Thunderbolt 3 que incorpora USB Type-C para que puedas aprovechar la transferencia de datos súper rápida hacia y desde unidades y cámaras externas (40 Gbps).

Otra ventaja es el hecho de que hay muchos iMacs diferentes entre los que elegir. Con dos tamaños de pantalla (21,5 pulgadas o 27 pulgadas) y velocidades de procesador que van de 2,3 GHz a 4,2 GHz, realmente hay algo para todos.

Mejor Mac de escritorio: iMac Pro

Si tuvieras que sacar el máximo partido a un iMac estándar de 27 pulgadas, podrías gastar casi US$ 5.300, pero hay otra opción para el iMac que podría resultar atractiva para aquellos que necesiten el Mac.

nuevo iMac Pro

Apple dijo que experimentó tanto interés de los profesionales creativos en el iMac que decidió crear un iMac Pro sólo para ellos: una nueva categoría de iMac diseñada exclusivamente para el profesional del diseño.

El iMac Pro, que se lanzó a finales del 2017, ofrece ocho núcleos y opciones de construcción a pedido de hasta 18 núcleos, basadas en los procesadores estándar Xeon W de Intel para estaciones de trabajo. Ofrece una GPU Radeon Pro Vega, hasta 128 GB de RAM ECC y hasta 4 TB SSD.

Probamos la especificación de 10 núcleos con los 128 GB de RAM, y destruyó absolutamente todos los puntos de referencia que probamos, incluyendo una puntuación de Geekbench 4 multinúcleo de casi 37.000. (Como referencia un iMac i7 del 2017 bien configurado obtuvo una puntuación de alrededor de 17.500 en la misma prueba.)

Realmente está en una liga diferente a la de los iMacs estándar. Estos Macs están diseñados para el tipo de usuarios que necesitan editar vídeo de 8K, imágenes en H.264 de 4K o imágenes RAW de 50 megapíxeles.

Incluso sería una exageración para los jugadores. Lo que es probablemente una buena cosa, ya que es probable que esté un poco más allá de tu rango de precios, comenzando en poco menos de US$ 5.000 y extendiéndose hasta un poco más de US$ 13.000 si deseas todas las actualizaciones posibles.

Si necesitas una máquina monstruosa, entonces el iMac Pro puede ser justo lo que estás buscando. Pero todavía hay una opción.

Mejor Mac de escritorio: Mac Pro

Hasta que llegó el iMac Pro, el Mac Pro era tradicionalmente el Mac más potente que podías conseguir por tu dinero. Sin embargo, en este momento, el Mac Pro está algo desfasado.

Apple no ha actualizado el Mac Pro desde el 2013. Sin embargo, Apple ha prometido que actualizará el Mac Pro y le dará un rediseño completo, y la espera puede que termine pronto, ya que se supone que el nuevo Mac Pro se lanzará en este 2019.

Mientras tanto, vale la pena destacar que el actual Mac Pro tiene algunas cosas a su favor. Tiene un funcionamiento silencioso, por lo que ha sido muy popular entre los profesionales del audio, y su diseño es sin duda único y compacto, y probablemente único en su género, ya que no esperamos que Apple mantenga el diseño actual con la nueva edición.

El Mac Pro comienza en los US$ 3.000 para el mercado estadounidense, así que sería realmente extravagante comprar uno y no te recomendaríamos que lo hicieras ahora mismo.

Conclusión y consejos de compra

Por el momento no te aconsejamos comprar el iMac de nivel básico o el Mac Pro porque el primero no tiene suficiente potencia y Apple ha descuidado el segundo durante demasiado tiempo.

También recomendamos esperar hasta más adelante en el 2019 antes de comprar un iMac nuevo, ya que el iMac no se actualizó en el 2018 y esperamos que pronto se lance un nuevo modelo con procesadores más rápidos y más núcleos.

Así que, por ahora, nuestro consejo es comprar un Mac mini si deseas tener un Mac de escritorio ahora. Pero por lo demás, mantente firme y espera hasta más tarde en este 2019: creemos que Apple actualizará la mayoría de sus Macs antes de junio del 2019.