La nueva tecnología Bluetooth 5.1 aporta nuevas funciones de “búsqueda de dirección” que permiten a los dispositivos Bluetooth localizar la ubicación física con una precisión de centímetros, lo que ayuda a posicionarlos de manera muy exacta en cualquier lugar. Esta última versión incluye características que también harán que las conexiones Bluetooth sean más confiables.



Los dispositivos Bluetooth pueden ahora delatar tu ubicación

Los sistemas de proximidad Bluetooth actuales pueden adivinar a qué distancia se encuentra un dispositivo, como tu smarthome o Smartwatch, utilizando la intensidad de la señal. Puede que sepan que estás a unos metros, pero no saben la dirección.

Esto se ha mejorado con una nueva función de búsqueda de direcciones en Bluetooth 5.1, que acaba de ser anunciada por el Grupo de Interés Especial de Bluetooth (SIG), el grupo de la industria que supervisa la tecnología Bluetooth.

Un sistema de posicionamiento puede ahora determinar la dirección de la que proviene una señal Bluetooth. Combinando distancia y dirección, los dispositivos Bluetooth ahora pueden calcular la ubicación exacta de un dispositivo con la exactitud de hasta un centímetro.

bluetooth 50 metodo

Bluetooth 5.1 ofrece dos métodos diferentes para determinar la dirección, llamados “Ángulo de llegada” (AoA) y “Ángulo de salida” (AoD). Uno de los dos dispositivos debe tener un arreglo de múltiples antenas, y los datos recibidos de esas antenas pueden ser usados para identificar la dirección de la señal Bluetooth.

Si llevas un smartphone y ese teléfono tiene Bluetooth 5.1, un sistema de posicionamiento puede tener una buena idea de tu ubicación exacta. Esto podría utilizarse para mejorar la navegación en interiores, encontrar las llaves perdidas o permitir que el hardware del smarthome identifique con una mejor precisión tu ubicación.

Inicio más rápido de la conexión con menos gasto de energía

Como es de esperar del número de versión, Bluetooth 5.1 no es un gran salto con muchos cambios, como lo fue Bluetooth 5.0. Sus otros cambios son bastante menores, pero aún así son útiles.

Los dispositivos Bluetooth de baja energía utilizan algo llamado “Generic Attribute Profile” o GATT. Cada vez que un dispositivo cliente se conecta, realiza una “detección de servicios” para ver qué es lo que soporta el dispositivo del servidor.

Esto requiere tiempo y energía. Bluetooth 5.1 realiza un almacenamiento en caché más agresivo, y los clientes pueden saltarse la etapa de descubrimiento de servicios cuando nada ha cambiado. Estas “mejoras en el almacenamiento en caché del GATT” significan que la conexión es más rápida y se gasta menos energía.

Mejoras en la “Publicidad de Conexión”

Bluetooth 5.1 incluye varias mejoras en la publicidad. La palabra “publicidad” aquí se refiere a cómo un dispositivo Bluetooth transmite que está disponible para conectarse, anunciando su disponibilidad a otros dispositivos Bluetooth cercanos. Esto debería hacer que las conexiones funcionen mejor.

Una nueva característica es la “indexación aleatoria de canales publicitarios”. Bluetooth 5.0 requería que los dispositivos pasaran por los canales 37, 38 y 39 en orden estricto. Ahora, los dispositivos pueden seleccionar canales al azar.

Esto reduce las probabilidades de que dos dispositivos Bluetooth interfieran entre sí y se “hablen” en los mismos canales al anunciar su disposición a conectarse, y esto será de gran utilidad en lugares con muchos dispositivos Bluetooth activos.

Bluetooth 5.0 añadió la posibilidad de que los dispositivos sincronicen su escaneo para conectarse con la programación “publicitaria” de otro dispositivo. Por ejemplo, si estás conectando tu smartphone a un televisor a través de Bluetooth, el televisor puede indicar al teléfono exactamente cuándo se activara con un campo de datos llamado SyncInfo.

El teléfono no tiene que buscar constantemente al televisor, pero sabe exactamente cuándo se activa el televisor. Esto ahorra energía y podría ser útil si los dispositivos necesitan intercambiar datos en un momento preciso.

Sin embargo, este intercambio de “sincronización publicitaria periódica” utiliza algo de energía, y es posible que los dispositivos de baja potencia no quieran desperdiciar su energía en él.

Con la “transferencia sincronizada de publicidad periódica”, los dispositivos conectados pueden transferir esos datos entre sí; por ejemplo, tu smartphone puede transferir información sobre la programación publicitaria del televisor directamente a tu Smartwatch en lugar de obligar a tu Smartwatch a comunicar esta información con el televisor.

Esto podría ahorrar energía en los dispositivos de bajo consumo, haciendo que las baterías duren mucho más tiempo.